Contenido copiado y traducido de growth.design/psychology

Cada vez que como usuarios interactuamos con un diseño:

  • 🙈 Filtramos la información.

  • 🔮 Buscamos un significado.

  • ⏰ Actuamos dentro de un tiempo determinado.

  • 💾 Almacenamos fragmentos de la interacción en nuestros recuerdos.

Entonces, para mejorar la experiencia de usuario, debemos comprender los sesgos y la heurística que afectan esos cuatro pasos del ciclo de decisión.

Para ver una lista completa y en detalle se puede acceder a su web donde también realizan estudios en aplicaciones como Amazon, Airbnb, Instagram, Tinder y más.

A continuación se muestra una lista de sesgos cognitivos y principios de diseño para cada categoría. Vamos a sumergirnos de inmediato.

Información

1. Ley de Hick. Mientras más opciones se nos ofrecen más difícil nos resulta tomar una decisión.

2. Sesgo de confirmación. Buscamos evidencia que confirme lo que pensamos.

3. Cebo. Los estímulos previos influyen en nuestra decisión .

4. Carga cognitiva. La cantidad total de esfuerzo mental que requerimos para completar una tarea.

5. Anclar el sesgo. Confiamos en gran medida en la primera parte de información que percibimos.

6. Empuje. Las sutiles sugerencias pueden afectar nuestras decisiones.

7. Divulgación progresiva. Nos sentimos menos abrumados si nos exponen a funciones complejas más adelante.

8. Ley de Fitt. Se hace más fácil apuntar cuanto más grande es el objetivo.

9. Sesgo de atención. Nuestros pensamientos filtran aquello a lo que prestamos atención.

10. Brecha de empatía. Subestimamos cuánto influyen las emociones en nuestro comportamiento.

11. Anclajes visuales. Elementos utilizados para guiar nuestra mirada.

12. Efecto Von Restorff. Recordamos más aquellos elementos que se destacan.

13. Jerarquía visual. El orden en el que percibimos la información.

14. Atención selectiva. Filtramos la información de nuestro entorno cuando estamos enfocadados.

15. Sesgo de supervivencia. Descuidan las cosas que no pasan de un proceso de selección.

16. Adaptación sensorial. Desconectamos las cosas a las que nos exponemos repetidamente.

17. Yuxtaposición. Los elementos cercanos y similares se perciben como una sola unidad.

18. Significadores. Elementos que nos comunican lo que realizan.

19. Contraste. Nuestra atención se ve atraida hacia elementos visuales con "pesos" más altos.

20. Disparador externo. Cuando la información sobre qué hacer a continuación se encuentra dentro del propio indicador.

21. Efecto Decoy. Crea una nueva opción que es fácil de descartar.

22. Efecto de escenario central. Las personas tienden a elegir la opción intermedia en un conjunto de elementos.

23. Encuadre. La forma en que se presenta la información afecta la forma en que tomamos decisiones.

24. Ley de proximidad. Los elementos cercanos entre sí generalmente se consideran relacionados.

25. Ley de Tesler. Cuando se simplifica demasiado, se nos está transfiriendo la complejidad.

26. Efecto chispa. Es más probable que tomemos acciones cuando el esfuerzo es pequeño.

27. Bucle de retroalimentación. Luego de realizar una acción esperamos que se nos comunique lo que sucedió.

28. Sesgo de expectativas. Estamos influenciados por nuestras propias expectativas.

29. Efecto de usabilidad estética. Perciben los diseños con una gran estética como más fáciles de usar.

Significado

30. Prueba social. Adaptan nuestro comportamiento en función de lo que hacen los demás.

31. Escasez. Tendemos a valorar más las cosas cuando estas son limitadas.

32. Brecha de curiosidad. Deseamos buscar la información que nos falta.

33. Modelo mental. Solemos tener una opinión preconcebida de cómo funcionan las cosas.

34. Sesgo de familiaridad. Las personas prefieren las experiencias que nos resultan familiares.

35. Efecto Halo. Juzgamos las cosas (o las personas) en función de nuestros sentimientos hacia una característica.

36. Ley de Miller’s. Podemos mantener un aproximado de 5±2 elementos en nuestra memoria de trabajo.

37. Sesgo de unidad. Una unidad de algo se siente como la cantidad óptima.

38. Estado de flujo. Estar completamente inmerso y concentrado en una tarea.

39. Eskeuomorfismo. Nos adaptamos más fácilmente a aquello que parecen objetos del mundo real.

40. Reciprocidad. Sentimos la necesidad de corresponder cuando recibimos algo.

41. Sesgo de autoridad. Atribuimos más importancia a la opinión de una figura de autoridad.

42. Pseudoconjunto de encuadre. Las tareas que forman parte de un grupo son más tentadoras de completar.

43. Recompensa variable. Disfrutamos más de las recompensas, en especial las que nos son inesperadas.

44. Efecto de animadora. Los elementos individuales parecen más atractivos cuando se presentan en grupo.

45. Maldición del conocimiento. No darnos cuenta de que no todos tenemos el mismo nivel de conocimiento.

46. ​​Momento Eureka! Ese instante en el que nos damos cuenta por primera vez del valor de su producto.

47. Disparadores autoiniciados. Es más probable que interactuemos con indicaciones que hemos configurado nosotros mismos.

48. Sesgo de encuesta. Tendemos a sesgar las respuestas de una encuesta hacia lo que es socialmente aceptable.

49. Disonancia cognitiva. Es doloroso mantener ideas opuestas en nuestra mente.

50. Efecto de gradiente de objetivo. La motivación aumenta a medida que nos acercamos a nuestro objetivo.

51. Feedforward. Cuando reconocemos lo que va a suceder antes de actuar.

52. La navaja de Occam. Las soluciones simples suelen ser mejores que las complejas.

53. Efecto Noble Edge. Preferimos las empresas socialmente responsables.

54. Sesgo en retrospectiva. Sobreestimamos nuestra capacidad para predecir los resultados después de los hechos.

55. Ley de la similitud. Percibimos una relación entre los elementos que nos resultan similares.

56. Ley de Prägnanz. Interpretamos las imágenes ambiguas de una forma más sencilla y completa.

57. Efecto de foco. Tendemos a creer que nos están percibiendo más de lo que realmente somos.

58. Efecto del comienzo nuevo. Es más probable que tomemos medidas si tenemos la sensación de empezar otra nuevamente.

Tiempo

59. Ilusión laboral. Valoramos más las cosas cuando percibimos el trabajo que requieren.

60. Sesgo predeterminado. Tendemos a no cambiar un comportamiento establecido.

61. Bucles de inversión. Cuando invertimos de nuestro tiempo, es más probable que regresemos.

62. Aversión a las pérdidas. Preferimos evitar pérdidas más que obtener ganancias equivalentes.

63. Compromiso y coherencia. Tendemos a ser coherentes con nuestras acciones anteriores.

64. Efecto de coste perdido. Somos reacios a retirarnos de algo en lo que hemos invertido.

65. Fatiga de decisión. Tomar muchas decisiones reduce nuestra capacidad para tomar decisiones racionales.

66. Reactancia. Es menos probable que adoptemos un comportamiento cuando nos sentimos amenazados.

67. Efecto de expectativa del observador. Cuando los sesgos de los investigadores influyen en los participantes de un experimento.

68. Ley Weber. Nos adaptamos mejor a los pequeños cambios incrementales.

69. Ley del instrumento. Si lo único que tienes es un martillo, todo parece un clavo.

70. Acoplamiento de tentaciones. Las tareas difíciles dan menos miedo cuando se combinan con algo que deseamos.

71. Ley de Parker. El tiempo necesario para completar una tarea tomará tanto tiempo como esté permitido.

72. Efecto Dunning-Kruger. Sobrestimamos nuestras habilidades cuando no sabemos mucho.

73. Afecto Heurístico. Nuestras emociones actuales nublan e influyen en nuestro juicio.

74. Descuentos hiperbólicos. Priorizamos los beneficios inmediatos sobre las ganancias futuras.

75. Efecto sin efectivo. Gastamos más cuando no vemos el objeto dinero en efectivo.

76. Sesgo de auto-servicio. Nos atribuimos el mérito de los eventos positivos y culpamos a los demás si son negativos.

77. Principio de Pareto. Aproximadamente el 80% de los efectos provienen del 20% de las causas.

78. Descubribilidad. La facilidad con la que los usuarios pueden descubrir sus funciones.

79. Efecto de contraataque. Cuando cuestionan nuestras convicciones, tendemos a fortalecer nuestras creencias.

80. Efecto de falso consenso. Sobrestimamos cuánto están de acuerdo las demás personas con nuestros pensamientos.

81. Efecto Barnum-Forer. Algunas personas creen en la astrología y la adivinación.

82. Efecto IKEA. Cuando creamos algo parcialmente, lo valoramos mucho más.

83. Planificar la falacia. Tendemos a subestimar el tiempo que tomará una tarea.

Memoria

84. Proporcionar puntos de salida. Cuando se invita a los usuarios a salir de su aplicación en el momento adecuado.

85. Regla de pico-final. Juzgamos una experiencia por su pico y cómo termina.

86. Apelación sensorial. Nos involucramos más con cosas que atraen a múltiples sentidos.

87. Efecto Zeigarnik. Recordamos mejor las tareas incompletas que las completadas.

88. Efecto de dotación. Valoramos más si sentimos que es propio.

89. Fragmentos. Recordamos mejor la información agrupada.

90. Efecto de superioridad de la imagen. Recordamos las imágenes mejor que las palabras.

91. Método de lugares. Recordamos más las cosas cuando están asociadas con una ubicación.

92. Conformar. Acciones de refuerzo incremental para acercarse a un comportamiento objetivo.

93. Deleite. Recordamos los placeres más inesperados y divertidos.

94. Disparador interno. Cuando nos solicitan que realicemos una acción en función de un recuerdo

95. Reconocimiento sobre recuerdo. Es más fácil reconocer cosas que recordarlas.

96. Efecto narrativo. Recordamos mejor las historias que los hechos en si.

97. Sesgo de negatividad. Recordamos los eventos negativos más que los positivos.

98. Heurística de disponibilidad. Preferimos la información reciente y disponible sobre la información pasada.

99. Efecto de espaciamiento. Aprendemos de manera más efectiva cuando las sesiones de estudio están espaciadas.

100. Efecto de posición de serie. Es más fácil recuperar el primer y último elemento de una lista.