Contenido extraído de la conferencia de Roman Mars en TED. Créditos a la traducción en español de Cuicani Ríos y Lidia Cámara de la Fuente.

Se recomienda ver la experiencia completa en video.

Roman Mars está obsesionado con las banderas y en esta conferencia nos trasmite que es lo que hace a una bandera buena y también que no. Símbolos del orgullo ciudadano cuentan con frecuencia con diseños horribles. Pero no tiene que ser así.

En esta conversación sobre vexilología (el estudio de las banderas), Mars nos revela los cinco principios básicos para diseñar una buena bandera y nos demuestra por qué considera que estos principios pueden usarse para casi todo.

Como comienza diciendo en su conferencia, él se dedica a narrar historias de diseño en su programa de radio "99% invisible". Su misión es la de lograr que la gente se comprometa con el diseño y de esa manera empecemos a prestar más atención al diseño en todas sus formas.

Cuando decodificamos el mundo teniendo en cuenta el diseño "este mundo se vuelve mágico". En lugar de objetos rotos o "mal diseñados", comenzamos a observar todos esos pedacitos de genialidad que anónimos diseñadores han creado con el fin de hacer nuestras vidas mejores. Porque en esencia y por definición el diseño busca como mejorar lo que ya existe.

Lo interesante de este punto es que una vez que entendemos que es lo que hace a una bandera tener un buen diseño (y que la distingue de uno "malo") podemos empezar a entender como esto se puede aplicar a toda la imagen que consumimos diariamente.

Los 5 principios básicos del diseño de banderas

Según la Asociación Vexilológica de EE. UU una bandera debe:

  1. Ser simple.

  2. Usar símbolos significativos.

  3. Utilizar dos o tres colores básicos.

  4. No utilizar letras o tipografías. (No se deben usar letras porque no es posible leerlas desde lejos)

  5. Ser distintiva.

bandera-chicago

¿Cómo diseñar una gran bandera? El caso de Chicago

Pone como ejemplo la bandera de la ciudad de Chicago. Fondo blanco, dos líneas azules horizontales, y cuatro estrellas rojas de seis picos en medio.

Las líneas azules representan agua: el río y el lago (símbolos significativos). Sus figuras, colores y diseño deben relacionarse con lo que simbolizan. Las estrellas rojas representan pasajes históricos locales importantes.

  • La fundación de Fort Dearborn, que después se denominó Chicago.

  • El gran incendio de Chicago.

  • La exposición universal de 1893 (La Ciudad Blanca)

  • La exposición universal de 1933.

La regla básica del color es usar dos o tres colores de la paleta de colores estándar: rojo, blanco, azul, verde, amarillo y negro.

La bandera de Chicago es bien aceptada por una parte significativa de la ciudad. Está en todas partes; cada edificio municipal tiene esta bandera.

En palabras de Whet Moser del Chicago Magazine.

Por lo menos una tienda en cada cuadra vende algo con la bandera de Chicago. Por ejemplo: hoy fui a que me cortaran el cabello y cuando me senté en la silla del barbero, había una bandera de Chicago en la caja donde el barbero guarda sus instrumentos y en el espejo vi una bandera de Chicago detrás de mí en la pared. Cuando salí de ahí, un chico que pasó traía un pin de la bandera en su mochila. Es adaptable y mezclable. Las estrellas de seis picos en particular se ven en todos lados. El café que compré el otro día tenía una estrella de Chicago. Es un distintivo del orgullo de Chicago. Cuando un policía o un bombero muere en Chicago, no siempre es la bandera de EE. UU. la que adorna su féretro. También se puede usar la bandera de la ciudad de Chicago. Así de profunda es la relevancia de su bandera.

No solo se debe pensar entonces a que la gente adora Chicago y, con él su bandera; sino que existe la posibilidad que las personas amen más su ciudad porque su bandera es "genial" o les representa. Una retroalimentación entre el buen simbolismo y el orgullo cívico.

bandera-san-francisco

¿Cómo diseñar una bandera "fea"? El caso de San Francisco

El primer punto es recordemos "Ser tan sencilla que cualquiera pudiese dibujarla". En este caso una bandera relativamente compleja.

El elemento principal de la bandera de San Francisco es un fénix que representa su renacimiento de las cenizas después de los incendios devastadores de 1850. Es un símbolo poderoso para San Francisco. El diseño del fénix es un poco/muy tosco y tiene demasiados detalles, así que si intentáramos dibujarlo, no lo lograríamos.

Si que el significado profundo lo pone como un punto a favor.

Debajo del fénix hay un listón con el lema "Oro en paz, hierro en guerra". Recordemos que el cuarto punto de una buena bandera es no llevar lemas ni tipografías ilegibles. Además (y ese es el gran problema) dice abajo "San Francisco". Si necesitamos escribir el nombre de lo que una bandera simboliza, el símbolo no sirve.

La bandera de ningún país lleva un letrero con su nombre.

Las banderas de países suelen apegarse a estas reglas. Hay muchas banderas de países que son excelentes, tienen buenos fundamentos de diseño y son símbolos muy importantes a nivel internacional. Pero las banderas de ciudades, estados y regiones son otra historia.

Mucha gente piensa que un buen diseño solo es cuestión de gusto (y muchas veces así es) pero la mayoría de las veces no.

Recordemos los 5 principios básicos para diseñar una bandera.

  1. Ser simple.

  2. Usar símbolos significativos.

  3. Utilizar dos o tres colores básicos.

  4. No utilizar letras o tipografías que no pueden leerse.

  5. Ser distintiva.

Pero este es el punto. Esta lista no aplica solo a las banderas. Estos principios aplican a diseños en cualquiera de sus especialidades.

Sencillez, significado, pocos colores (a excepción de aquellas que buscan simbolizar diversidad, en cuyo caso las vuelve más potentes como la de los pueblos originarios y LGBTQ+), sin tipografías ilegibles, y que sea distintiva.

Estos son principios que se suelen aplicar rigurosamente en el diseño en sus infinitas formas.

Hay un problema con los escudos municipales: Están diseñados para usarse en papel donde uno puede leerlos, no para banderas que se ven ondeando a 30m de distancia.

rediseño bandera amsterdam

De escudo a bandera. El caso de la ciudad de Ámsterdam.

El equivalente europeo de los emblemas municipales son los escudos de armas de las ciudades.

El rediseño de la bandera de Ámsterdam lejos de incluir el blasón completo en un fondo de color sólido con la leyenda "Amsterdam" debajo. Ellos solo tomaron los elementos clave del emblema, el escudo, y la convirtieron en una gran bandera.

¿Qué es lo que la hace una "gran bandera" entonces? El hecho de que uno puede encontrar esa bandera y sus cruces por todo Ámsterdam, como en el caso de Chicago.

aplicacion-bandera-amsterdam

¿Cómo diseñar una bandera?

Para empezar. hay que dibujarla en un papel de 2.5cm x 4cm. El diseño debe caber en ese pequeño rectángulo. La razón es que una bandera de 1m x 1.5m en un asta a 30m de distancia se ve del mismo tamaño que un rectángulo de 2.5cm x 4cm visto a 40 cm de nuestros ojos.

Apegarse a esta restricción puede servirnos de disparador para encontrar elementos y formas que nos sean emocionantes y sencillas a la hora de diseñar. Y también para no enroscarse con otros elementos que pueden agregar complejidad, capas y capas de información que puedan en su mayoría ser irrelevantes a primera vista y de perder la posibilidad de generar mayor impacto o lograr atención.

¿Por que es importante el diseño en una bandera?

No solo por la posibilidad de volverse símbolo del lugar: podría también convertirse en un símbolo de lo que la ciudad considera buen diseño. En especial ahora que la población empieza a poner más atención al diseño y que esta conciencia está en pleno auge. Una bandera bien diseñada puede ser un indicador de cómo las ciudades diseñan sus sistemas: su tránsito público, sus parques, sus señalizaciones, etc.

Puede parecer trivial, pero también puede ser que no lo sea.

Las grandes ciudades suelen tener problemas más importantes de qué preocuparse que el diseño de una bandera. Pero la respuesta también puede ser: una buena bandera, es un símbolo bajo el cual la gente se uniría para enfrentar esas cosas más importantes.

Una relación entre buen diseño y orgullo ciudadano es necesario en todas partes. Lo mejor de las banderas de ciudad es que son nuestras. Son una fuente abierta de propiedad y dominio público.

Cuando se diseñan bien, pueden adaptarse y ser poderosas. Podríamos controlar el imaginario de las ciudades con una buena bandera. En cambio, al tener malas banderas que no usamos, cedemos ese honor a los equipos deportivos, a cámaras de comercio y al turismo.

Los deportes pueden rompernos el corazón. Y a muchas personas no les importan los deportes (al menos en su marketing). Y la publicidad turística puede ser bastante cursi.

Pero una buena bandera de ciudad representa la ciudad para su gente y su gente para todo el mundo. Y cuando la bandera es hermosa, esa conexión es preciosa.

Nota al pie sobre la bandera (o emblema o escudo) de la ciudad de Buenos Aires (mi casa).

Extracto de Wikipedia

Bandera de la ciudad de buenos aires

La Bandera de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires data de 1580, pero fue establecida oficialmente el 24 de octubre de 1995 por el entonces intendente municipal Jorge Domínguez.

El 28 de septiembre de 1995 el Consejo deliberante de la Ciudad de Buenos Aires sancionó la ordenanza 49.669 que establecía la bandera de la ciudad. La Ordenanza, presentada por el concejal de la Unión Cívica Radical José M. García Arecha (h) fue promulgada el 24 de octubre de 1995 (Decreto número 1.291).

El artículo 1 de la ordenanza establece como bandera oficial de la ciudad la formada por paño blanco llevando en el centro el escudo creado por Juan de Garay en 1580, integrado por un águila negra coronada, con cuatro aguiluchos y una cruz colorada en su garra derecha, conocida como Cruz de Calatrava por ser el modelo usado por la Orden militar de Calatrava, en España.

El águila principal representa la colonización española, la Cruz de Calatrava la evangelización, la corona la monarquía y los cuatro aguiluchos a cuatro ciudades fundadas en esa época: Santa Fe, La Trinidad (Buenos Aires), Corrientes y Concepción del Bermejo.

La bandera ha sido objeto de polémica por considerarse que contiene "una simbología monárquica y autoritaria" vinculada "al Imperio español" que no refleja "en absoluto el pensamiento de los habitantes".

A modo personal creo que parte de la ciudad se siente bien reflejada en estos conceptos invocados en la bandera y puedo entender el atractivo de sentirse representado con una estética "digna de la realeza". Por lo poco que tengo entendido no ha quedado nadie que realmente pueda sentirse verdaderamente representado porque nadie de la realeza ha quedado para contarlo.

Pero más creo en la parte de la sociedad que se siente en conflicto con esta estética aplicada a la que también es su ciudad. Vista desde el otro extremo, la actual propuesta no apela al bien común y por tanto seguirá condenándose al mismo fracaso de aquella monarquía a la que busca representar.

Estética y diseño. Buenas y malas imágenes. En uno y en todos los sentidos, extremos de lo mismo.

mi banderas